Al cabo de dos años. Paró soñó que se encontraba parado a la vera del río. De pronto suben del río siete vacas hermosas y lustrosas que se pusieron a pacer en el carrizal. Pero he aquí que detrás de aquéllas subían del río otras siete vacas, de mal aspecto y macilentas, las cuales se pararon junto a las otras vacas en la margen del río, y las vacas de mal aspecto y macilentas se comieron a las siete vacas hermosas y lustrosas. Entonces Paró se despertó. Y vuelto a dormirse soñó otra vez que siete espigas crecían en una misma caña, lozanas y buenas. Pero he aquí que otras siete espigas flacas y asolanadas brotaron después de aquéllas y las espigas flacas consumieron a las siete lozanas y llenas. Despertó Paró, y he aquí que era un sueño.” (Bereshit 41:1-7)

A.

Al leer estos sueños, como cuando leemos los pesadillas del mayordomo real y el panadero real, no podemos evitar preguntarnos qué tan sabio debió ser Yosef para comprender su significado. ¿Porqué los magos no podían interpretar los sueños ellos mismos? ¿Y por qué,después de que Yosef explicó su significado a Paró, quien en su asombro lo declaró “un hombre en quien está el espíritu de Dios”?

El midrash expone las interpretaciones ofrecidas por los magos de Paró: “El rabino Yehoshúa de Sajnin enseñó en nombre de r. Levi: Ellos [los magos] ofrecieron interpretaciones, pero Paró no pudo aceptarlas: [sugirieron que] las siete buenas vacas simbolizaban a las siete hijas que le nacerían, mientras que las siete vacas flacas representaban siete hijas que él enterraría. Las siete espigas buenas representaban siete capitales que él conquistaría, mientras que las siete espinas maltrechas representaban siete capitales que se rebelarían contra él” (Bereshit Raba 89).

Pero las siete vacas gordas dan testimonio de saciedad y abundancia, y claramente las siete buenas espigas tienen el mismo significado. Tanto las siete vacas flacas como las siete arruinadas simbolizan años de hambre. La interpretación de Yosef es tan lógica y evidente que la pregunta pasa, como se señaló, a los magos y a Paró que estaban tan profundamente impresionados por la sabiduría de Yosef.

La clave de este rompecabezas puede radicar en señalar lo que consideramos una diferencia entre el sueño de las vacas y el de las espigas. La región del Nilo estaba bien irrigada, y la mayor parte de lo que creció allí fue regada por medio de canales de irrigación, “como un jardín de vegetales”, “como el jardín del Señor”. ”Porque la tierra en que vienes, para poseerla, no es como la tierra de Egipto,de donde saliste, donde sembrarías tu semilla y la regarías con tu alimento, como un huerto de vegetales” (Devarim 11: 10). “Y Lot alzó los ojos y contempló toda la llanura del Jordán, que estaba bien regada en todas partes, antes de que el Señor destruyera Sedom y Amorá, como el jardín del Señor, como la tierra de Egipto, en la dirección de Tzoar” (Bereshit 13:10).

No había pasto dentro de esta área irrigada, por temor a que las ovejas y las cabras comieran los campos de vegetales y los productos, y por lo tanto “todos los pastores son una abominación a Egipto”. El ganado más disciplinado pacería en un área cercana a el Nilo, pero no muy cerca, porque a lo largo de sus orillas estaban los campos que se regaron por medio de zanjas que transportaban el agua del Nilo.

El primer sueño mostraba hambruna y escasez en el área alejada al Nilo, en las áreas de pastoreo, donde estaban las vacas. El segundo sueño transmitió una crisis más aguda: aquí los signos de hambruna se manifestaban cerca del Nilo, en los campos que eran regados regularmente por su agua. Por lo tanto, los sueños pasaron de ser relativamente menos severos a ser más severos, de los menos urgentes a los más urgentes.

Volvamos ahora a nuestra pregunta. Parecería que los magos podían imaginar cualquier escenario en el mundo, incluidas las guerras con siete reinos, pero no podían imaginar una situación de hambre en la región del Nilo. El Nilo es un gran río con un tremendo flujo de agua; que el Nilo se seque les parecía una situación irreal e imposible. Nose les ocurrió la posibilidad de una contaminación severa del agua (que destruiría los cultivos o los envenenaría). Buscaron una interpretación diferente, una historia disímil. No podían salir de sus concepciones y de sus preconceptos.

Sin embargo, Paró tenía algunas buenas razones para aceptar la interpretación propuesta por Yosef. Primero, la explicación de Yosef se apegó más a los detalles del sueño. En segundo lugar, Yosef se atrevió a definir un marco de tiempo para la realización del sueño,declarando que todo esto sucedería de inmediato. Estaba completamente seguro deque no estaba equivocado, porque una interpretación errónea sin duda le habría costado la vida. Los magos, por el contrario, no se atreverían a declarar cuándo se producirían los escenarios que previeron. En tercer lugar, junto con su interpretación del sueño, Yosef propone una solución, un plan de acción. Lo que los magos propusieron fue, en efecto, sumisión a lo que el sueño había decretado. [1]

B.

“Ahora pues, busque Paró un hombre prudente y sabio, y póngalo sobre la tierra de Egipto. Haga esto Paró: nombre intendentes sobre el país y exija un quinto de la producción de la tierra de Egipto en los siete años de abundancia. Y que ellos recojan todos los víveres de esos años buenos que vienen, y almacenen en las ciudades el grano para alimento bajo la autoridad de Paró, y que lo protejan.  Y que los víveres sean una reserva para el país durante los siete años de hambre que ocurrirán en la tierra de Egipto, afín de que el país no perezca durante el hambre…” (Bereshit 41:33-36).

A Yosef no se le pidió consejo con respecto a la hambruna; como Ramban observa sorprendido, “¿Fue entonces nombrado consejero del rey?” Ramban, como se señaló, resuelve esta dificultad explicando que el consejo de Yosef era en realidad parte de la interpretación del sueño. Sin embargo, la similitud en la estructura de las interpretaciones de Yosef sobre el sueño del mayordomo y el sueño de Paró podría llevarnos a una comprensión diferente.

Yosef está, de hecho, interpretando sus propios sueños: el sueño de las gavillas que se inclinan ante su propia gavilla, y el sueño del sol, la luna y las estrellas inclinándose ante él.Inmediatamente después de explicarle el sueño del mayordomo, le pide que el soñador se lo mencione a Paró, tal vez como hábil intérprete de sueños.Inmediatamente después de explicarle el sueño del Paró, le pide al rey, que tuvo el sueño, que nombre a un hombre sabio y perspicaz sobre toda la tierra de Egipto, con la intención de presentar su propia candidatura para el puesto.

Yosef veía sus propios sueños como representando una profunda verdad interna que no podía negarse; es una verdad que tuvo su origen en el espíritu Divino: una porción de la sexagésima parte dela profecía. Reconoció lo que le estaba sucediendo ahora como el signo de lama no de Dios que lo llevaba hacia la realización de sus propios sueños. Parece claro para él que este ascenso al poder no se entiende como un logro o un finen sí mismo, sino más bien como un medio para un propósito mayor. Sin embargo,si Paró acepta el consejo de Yosef, parece que sólo el primer sueño de Yosef,el de las gavillas, se cumplirá. El hambre hará que sus hermanos se inclinen ante las abundantes gavillas de Yosef, el producto almacenado en los tesoros de Egipto. La vida y el sustento de sus hermanos dependerán de él. Este es el significado del primer sueño. ¿Pero la capacidad de Yosef para explicar el sueño de Paró y proponer la idea simple de almacenar el exceso de producción para los años de escasez, hacen que el sol, la luna y las estrellas se inclinen ante Yosef? ¿Será esto suficiente para convertirlo en el gobernante de facto de todo Egipto y sus alrededores, y oficialmente el segundo al mando del Paró?

C.

“Entonces Paró dijo a sus siervos: ¿Podemos hallar un hombre como éste, en quien esté el espíritu de Dios?  Y Paró dijo a Yosef: Puesto que Dios te ha hecho saber todo esto, no hay nadie tan prudente ni tan sabio como tú.  Tú estarás sobre mi casa, y todo mi pueblo obedecerá tus órdenes; solamente en el trono yo seré mayor que tú.  Paró dijo también a Yosef: Mira, te he puesto sobre toda la tierra de Egipto.  Y Paró se quitó el anillo de sellar de su mano y lo puso en la mano de Yosef; y lo vistió con vestiduras de lino fino y puso un collar de oro en su cuello.  Lo hizo montar en su segundo carro, y proclamaron delante de él: ¡Doblad la rodilla! Y lo puso sobre toda la tierra de Egipto.  Entonces Paró dijo a Yosef: Aunque yo soy Paró, sin embargo, nadie levantará su mano ni su pie sin tu permiso en toda la tierra de Egipto…” (Bereshit 41:38-44)

Como se señaló, el consejo -que el texto documenta- que Yosef lo ofrece guardar el exceso de producción de los años de abundancia para asegurar el suministro de alimentos para los años malos, parece una conclusión simple que cualquier persona sensata podría alcanzar sin ninguna habilidad especial. Sin embargo, la lógica dicta un abordaje más complejo y perspicaz del problema, y podemos suponer que Yosef sí ofreció un plan,explicándolo a Paró y a sus asesores en todos sus detalles. Una visión general del plan es que los siete años de hambruna, que gestionará el reino, incluirán reformas económicas de largo alcance, trastornos sociales importantes y los peligros presentados por la intervención externa, en forma de invasiones de tribus migrantes hambrientas, y posibles intentos internos para derrocar al régimen. La disposición de Paró de promover a Yosef del rango de siervo hebreo a oficial de la guardia, de un recluso encarcelado sin juicio a la posición de virrey,que gobierna sobre todo el reino, sugiere que Yosef expuso en detalle un plan practicable que elementos incluidos que abordan todos los desafíos y posibles peligros que podrían amenazar el reino. Por lo tanto, es digno de la reverencia del rey y de los elogios que acumula sobre él.

En definitiva más que una interpretación de los sueños hay un delirio de grandeza y un buen análisis de la realidad socioeconómica y política que Paró decide aprovechar para sus propios intereses.


Ilustración: Grace Nehmad – דלת ללב הטהור

1 Comment

  • Grace Nehmad, 18 diciembre, 2020 @ 1:48 pm Reply

    Wow mi Rav! Ya pude acceder! Qué hermoso! Mil gracias! Pues sí la vida cambia y es pulirse y trabajar dentro! Shabat shalom!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *