Rosh Jodesh

 Es hora de manejar nuestro Tiempo

Este Shabat en el que leeremos la porción de la Torá de Vayakhel – Pekudey, tiene un nombre especial: Shabat Hajodesh -el Sábado del Mes- por la lectura del maftir que es tomada de Shemot 12:1-20: “.A. habló a Moshé y a Aarón en la tierra de Mitzraim (palabra cuya etimología hebrea habla de asedio, bloqueo, cerco), diciendo: “Este mes os será principio de los meses; – lajem– para vosotros- será éste el primero en los meses del año.”

También anunciaremos y bendeciremos en él, el mes de Nisan en el que, según la primera mishná del Tratado Rosh Hashaná de la Mishná, su neomenia -Rosh Jodesh-, es uno de los cuatro días de Año Nuevo (Recordemos que Tishre es el séptimo mes y Nisán es el primero del calendario judío).

Es profundamente significativo que la primera mitzvá que recibimos como pueblo, es que tomemos el control de nuestro tiempo, nuestros descansos y nuestras festividades, mientras los hijos de Israel, todavía estaban en Egipto.

Hasta ese momento otro decidía por nosotros los días y horarios de trabajo y de descanso, y nos fijaba el ritmo de la vida. Durante los siglos en los cuales el pueblo judío estuvo errando de país en país, fue el ritmo del calendario judío, con sus fiestas, sus ayunos y sus días de expiación, que dio al judío la única estabilidad de que disponía en su vida y prácticamente el único marco de referencia de su identidad.

Jodesh, viene de la raíz – Jadash – cuyo significado más amplio es renovar, rehabilitar, revivir, despertar, desaturdir, reanimar, volverse más joven, cobrar nueva vida.

Nisán, mes de la primavera –primer verdor-, en el hemisferio norte, anuncia renovación, y se asocia a la juventud y la vida.    

El midrash nos dice: “Este mes os será –lajem– para vosotros, el comienzo de los meses; será éste el primero en los meses del año” (Shemot 12:2). Los ángeles ministrantes le dijeron al Santo Bendito: “¡Maestro del infinito! ¿Cuándo declaras tus festividades? -Dios les dijo: “Vosotros y yo aceptaremos lo que Israel calcule: “Estas son las fiestas solemnes de .A., las convocaciones santas, a las cuales convocaréis en vuestros tiempos” (Vaykrá 23:4). El Santo Bendito le dijo a Israel: “En el pasado estaba en Mis manos. Pero ahora está en las vuestras”… (Shemot Rabá 15).

Con el Éxodo, nos convertimos en un pueblo empoderado, listo para enfrentar los desafíos que vienen con la liberación y la soberanía, tantos años después, en nuestros días, debemos recuperar nuestro propio tiempo y nuestro calendario, para prepararnos para la santidad.

Dicha preparación está vinculada a la responsabilidad y a tomar nuestra obligación de “establecer los tiempos” en serio. Pese a lo difícil que es lograrlo por nuestro enajenamiento.

La opresión y la esclavitud pueden conducir a la parálisis y la muerte. La liberación promete renacimiento y vida.

En el pasado intentaron destruir el tiempo judío por medio de matanzas y filosofías que estuvieron de moda y muchas de las cuales han desaparecido de la faz de la tierra. Si el pueblo de Israel todavía está con vida, y ahora tiene también su propia tierra recuperada después de tantos años de exilio, es porque fuimos fieles a nuestro tiempo.

El momento de nuestra liberación consiste en restablecer nuestros relojes y hacer que este sea el tiempo de la libertad, sin depender de ningún condicionamiento.

El más sabio de todos los humanos nos dijo: “Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora. Tiempo de nacer, y tiempo de morir; tiempo de plantar, y tiempo de arrancar lo plantado; tiempo de matar, y tiempo de curar; tiempo de destruir, y tiempo de edificar… (Qohelet 3).

En momentos en los que la humanidad sufre de una plaga cuyos efectos no pueden ser predichos por nosotros y que ya ha provocado víctimas humanas en todo el mundo y daños económicos impredecibles, es nuestro tiempo de cuidarnos y de juntar fuerzas para ayudar a los enfermos, a los aislados, a quienes tienen gravísimas pérdidas económicas. Es tiempo de hacer. Es momento de controlar nuestro tiempo, particularmente si estamos aislados.

Que este nuevo mes de Nisan nos traiga a todos buena salud, felicidad, alegría y significado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .